Optimismo inteligente, qué es y cómo desarrollarlo


Podcast: Episodio 13

Presentación y declaración de inteciones Podcast Scrap, sí quiero

El optimismo inteligente es una elección que debes hacer si quieres emprender.


Si quieres escuchar el programa en audio dale al “Play”.

Si de lo contrario prefieres leer el artículo aquí mismo lo tienes.

¿Cómo puedes ser más optimista?

¿Por qué es tan importante adquirir esta actitud si quieres emprender?

En este artículo vas a aprender a diferenciar las características que definen y diferencian a una persona optimista de los realistas y pesimistas.

También aprenderás qué es el síndrome de indefensión aprendida y cómo puedes evitar sufrirlo o causarlo.

Y también recibirás 5 tips que te ayudaran a ser más optimista.

¿Preparada para empezar?

#1. ¿Qué es el optimismo inteligente?

El optimismo es un concepto que nos resulta familiar.

Solemos decir que una persona es optimista cuando se la ve positiva, cuando va con una sonrisa por la vida y parece no derrumbarse nunca ante los problemas.

Pero el optimismo va más allá de solo esto.

Es una actitud que escogemos ante la vida, una decisión personal que va más allá de nuestro carácter.

La persona optimista sabe sacar ventaja de lo que, para otra persona sería un problema sin remedio. Afronta la adversidad sabiendo que no va a durar para siempre, que no tiene por qué afectar todos los ámbitos de su vida y que tiene la capacidad de tomar decisiones para cambiar o mejorar esa situación.

Hay que decir que hay personas con una tendencia natural a manifestar esta actitud positiva. Tienen un patrón de pensamiento que favorece esta elección.

Por el contrario, hay personas propensas a ver siempre el vaso medio vacío, a encontrar lo malo de cualquier situación y a vivir en un estado de desánimo continuo. Los conocemos como los pesimistas.

Estas tienden a anticipar lo peor antes de que ocurra, a dar mucha más importancia a los aspectos negativos que a los positivos y a pensar que no tienen ningún control sobre la situación.

Y aún hay un tercer grupo de personas que no se consideran ni optimistas ni pesimistas.

Se definen como realistas.

Estos basan sus creencias en lo que observan, en estadísticas y datos. No suelen arriesgar y les cuesta actuar a menos que tengan la seguridad de que las cosas van a salir como ellos esperan.

|Y tú ¿Te consideras una persona optimista, realista o pesimista?|

Todos podemos elegir cómo interpretamos las cosas y lo mejor de todo: podemos tomar acción en vez de quejarnos.

#2. Optimismo vs realidad vs pesimismo.

¿Qué es mejor? ¿Ser optimista, realista o pesimista?

Antes de contestar esta fascinante pregunta quiero aclarar una cosa.

Que una actitud te aporte más beneficios que otra no quiere decir que la persona que la tenga sea mejor que otra.

Como personas todos somos exactamente iguales. Todos tenemos puntos fuertes y débiles.

No es mejor un realista que un pesimista ni un optimista que un realista.

Pero si hay que elegir una actitud para emprender sólo hay una válida: el optimismo.

el optimismo es indispensable para emprender.

Twittea esta frase

Porque sólo esta nos puede llevar a perseguir nuestro sueño y persistir hasta alcanzar el éxito.

La persona optimista está dispuesta a salir de su zona de confort cuantas veces haga falta, a aprender de los errores y a no rendirse ante las dificultades.

Porque nos vamos a equivocar, las cosas no nos van a salir como esperábamos, vamos a tener bloqueos, decepciones… Pero hay que seguir adelante.

La mejor fortaleza que tiene el optimista es que no se queja. Aprende y actúa.

¿Qué pasa con los realistas y los pesimistas?

Una persona realista rara vez sale de su zona de confort.

Como se basa en la realidad le cuesta soñar a lo grande, pensar que cosas que parecen imposibles se puedan alcanzar.

Es difícil que un realista innove y cree cosas diferentes y vanguardistas.

Y esta actitud le hará más difícil emprender con éxito.

Por otro lado, los pesimistas nunca van a salir de su zona de confort. No confían en sí mismos, creen que todo les va a ir mal y magnifican el desastre.

Sin duda, esta actitud no puede favorecer el emprendimiento, el cual está lleno de obstáculos y retos personales.

#3. Caso real de emprendedores optimistas.

Para ver un ejemplo de cómo ve el progreso y el emprendimiento una persona pesimista, realista y optimista retrocedamos hasta el episodio 3 del podcast: “El vuelo del emprendedor”.

En este episodio hablamos de los hermanos Wright.

Ellos deseaban lograr algo que nadie había conseguido hasta el momento: VOLAR…

Dedicaron muchos años de su vida a conseguir esta gran hazaña, tuvieron varios accidentes probando sus primeros aviones y no descansaron hasta conseguirlo.

¿Qué actitud crees que tenían ellos ante una dificultad tan grande?

Sin ninguna duda, fue el optimismo.

Prueba/error/prueba/error/prueba/error… Así una vez tras otra, hasta que consiguieron hacer su sueño realidad.

¿Qué hubiera ocurrido si en vez de optimistas hubieran sido realistas?

Entonces hubieran razonado que tan solo los pájaros pueden volar y, por lo tanto, la idea de crear una máquina para transportar personas en el aire era ridícula.

Y el resultado hubiera sido que el avión no hubiera llegado a nuestros días.

¿Y si hubieran sido pesimistas?

Como los pesimistas no salen de su zona de confort no se hubieran embarcado en esta aventura. Las personas pesimistas que observaban a los hermanos Wright haciendo sus pruebas seguro pensaban que nunca lo iban a conseguir, que un día, probando, seguro que se matarían o que hasta los matarían a ellos porque aquel artilugio se les caería encima.

Los hermanos Wright estuvieron dispuestos a superar todos los retos que se presentaron antes de alcanzar su sueño de volar. No se cansaron ni tiraron la toalla. Fueron valientes y decididos. Y gracias a esta magnífica actitud consiguieron lo imposible: volar como lo hacen los pájaros.

No hay duda, la mejor actitud para emprender es el optimismo.

No hay duda, la mejor actitud para emprender es el optimismo.

Twittea esta frase

#4. Indefensión aprendida.

Hay algunas personas que se consideran pesimistas, pero en realidad la raíz de su desánimo viene causado por otro motivo.

Esta causa es conocida como la indefensión aprendida.

¿Qué es exactamente la indefensión aprendida?

Este es un concepto investigado y descubierto por el psicólogo estadounidense Martin Seligman y viene a explicar por qué las personas se vuelven pasivas y se sienten indefensas ante situaciones adversas y dolorosas.

Él descubrió este concepto investigando el comportamiento de ciertos animales. Más tarde, otros investigadores como Watson o Ramey la estudiaron y aplicaron al comportamiento humano.

#4.1. El experimento.

Fíjate en cierto experimento que hizo una profesora a un grupo de alumnos.

Ella propuso un ejercicio de dinámica grupal que consistía en dar a los alumnos una hoja con tres palabras numeradas que, a priori, eran ilegibles.

A su orden los alumnos debían ordenar las letras de la primera palabra, para que esta fuera legible.

Cuando estos completaban el ejercicio debían levantar la mano.

Un buen número de ellos la levantaba enseguida, mientras que otros se quedaban inmóviles.

El ejercicio se repitió de la misma manera hasta completar las tres palabras.

Una vez acabado el experimento la profesora reveló a los alumnos que habían recibido listas diferentes.

La mitad de los alumnos tenían listas donde las tres palabras eran muy sencillas de identificar y, por eso, no tuvieron ningún problema en completarlas.

Sin embargo, la otra mitad de la clase recibió una lista donde las dos primeras palabras no tenían sentido alguno, se ordenaran como se ordenaran.

¿Qué provocó esto en los alumnos que recibieron la lista trucada?

Ellos mismos confesaron que se sentían estúpidos, frustrados y desanimados, porque pensaban que sus compañeros estaban logrando lo que ellos eran incapaces de conseguir.

Perdieron la confianza en sí mismos y su nivel de autoestima estaba por los suelos.

Como resultado se bloquearon y no fueron capaces de ordenar las letras de la tercera palabra, la cual era idéntica a la lista del primer grupo.

Fueron incapaces de resolver un problema sencillo porque creyeron que no serían capaces de hacerlo.

Como hemos podido comprobar, otras personas pueden provocar en nosotros el síndrome de indefensión aprendida.

Incluso nosotros podemos hacer caer a otros en este estado de decaimiento emocional, seamos conscientes de ello o no.

#4.2. ¿Padeces el síndrome de indefensión aprendida?

¿Te has quedado paralizado o paralizada en tu sueño de vivir de tu pasión porque alguien te ha dicho que no le gusta lo que haces?

¿Quizás porque las cosas son más difíciles de lo que te parecían en un principio?

¿O por no haber obtenido a la primera los resultados que esperabas?

Padecer de indefensión aprendida es más fácil de lo que parece.

Incluso podemos inducir a una persona a este estado transmitiendo creencias y sentimientos negativos sin ni siquiera darnos cuenta.

|Si detectas que debes luchar contra el síndrome de indefensión aprendida, tienes ante ti un reto muy bonito: Desaprender la forma en que procesas las situaciones difíciles y aprender a pensar que puedes hacer algo para cambiarlas.|

Todo esto mejorará enormemente tu autoestima y reafirmará tu capacidad de reacción ante las adversidades.

Lo cierto es que todos podemos mejorar nuestra actitud y ser más optimistas, ya que se trata de una decisión personal.

Entonces, ¿Cómo podemos ser más optimistas y qué beneficios personales puedes extraer de conseguirlo?

#5. ¿Cómo ser más optimistas?

Acostarse una noche siendo pesimistas y levantarse a la mañana siguiente siendo optimistas no es posible.

Necesitamos tiempo para aprender a crear nuevas conexiones sobre cómo entendemos el mundo y cómo nos enfrentamos a él.

Por ejemplo, ¿cuánto tiempo has necesitado para escribir bien?

¿Verdad que has necesitado años? No se puede conseguir en un día. Se necesita tiempo, esfuerzo y práctica.

Para cultivar el optimismo inteligente se requiere tiempo, esfuerzo, y mucha práctica.

Lo que sí puedes hacer son pequeños cambios en tu día a día que van a favorecer esa actitud ganadora que te va a dotar de energía positiva.

Vamos a ver ahora 5 tips que te ayudaran a ser más optimistas:

#5.1. Escribe a diario 5 cosas positivas que hayas vivido durante el día.

El ejercicio está pensado para hacerlo cuando ya estés en la cama con la intención de ir a dormir.

Piensa en lo que has hecho a lo largo del día con el propósito de encontrar 5 situaciones que han sido positivas.

¿Qué cosas te han hecho sentir alegría, placer o bienestar?

No tienen por qué ser grandes cosas.

Pueden ser pequeños detalles como una conversación con tu pareja, con un amigo o con un familiar.

Quizás ibas en el coche y has visto una puesta de sol impresionante.

Puede que hayas ido a la playa y hayas hecho un castillo de arena con tu hija.

O hayas ido a un restaurante y el camarero te haya dedicado una sonrisa.

La cuestión es que pienses tranquilamente en esos detalles.

Elige esas 5 situaciones y recuérdalas con sus detalles, con las sensaciones positivas que te causaron.

Este ejercicio te ayudará a apreciar lo bueno, para que lo bueno se vuelva mejor.

Si lo practicas con regularidad te estarás fijando en las cosas buenas que te ofrece la vida y, hacerlo te hará ejercitar tu mente para ser cada vez más optimista.

#5.2. No vuelvas a quejarte nunca más.

La queja es el hábito más común de la persona amargada y pesimista.

Se regodea en lo negativo con la esperanza de aliviar el dolor que se experimenta, pero, como no se pasa a la acción es totalmente inútil.

Por eso, proponte desde hoy mismo no volver a quejarte por nada y notarás cómo el optimismo va ganando terreno en tu vida.

¿Cuántas conversaciones cotidianas se entablan a partir de una queja?

El tiempo, el exceso de trabajo, el cansancio, las obligaciones...son temas recurrentes que, sin darnos cuenta, nos llevan a dedicar horas diciéndonos unos a otros lo mal que está todo.

La queja hace que te focalices en aquello de tu vida que no funciona.

Es posible cambiar o reprogramar la mente, con el fin de mejorar la calidad de vida.

Lo que pensamos y lo que decimos tienen una fuerza determinante en su efecto y por eso tenemos que ser muy cuidadosos.

Te invito a hacer un pequeño ejercicio en tu rutina diaria durante 15 días.

Es un reto que cambiará tu vida y la de tus semejantes.

Te propongo 15 días sin quejas, sin críticas y sin chismes.

Twittea esta frase

Pasados estos días medita en los efectos que ha tenido.

Piensa si estas de mejor ánimo, si tienes menos dolores, si las relaciones con los demás son más favorables, si te ves con mayor autoestima.

Medita en estos efectos y decide si realmente merece la pena seguir con el ejercicio.

Este pequeño cambio te ayudará a tener pensamientos y comportamientos positivos, a ser una persona más feliz y armoniosa, mejorando tu calidad de vida y la de tu entorno.

¡Abandona hoy mismo la queja para ser una persona más optimista!

#5.3. Cambia tu diálogo interior.

Cada vez que seas consciente de que te has lanzado un mensaje negativo detente un momento y cámbialo por uno positivo.

Aquí tienes un ejemplo:

    1. Pensamiento negativo: la felicidad no existe.
    • Hechos que lo corroboran: veo gente triste a mi alrededor.
    1. Pensamiento positivo: la felicidad sí existe.
    • Hechos que lo corroboran: el señor de la tienda donde compro la fruta siempre está con una sonrisa en los labios.

Como puedes comprobar, cualquiera de los dos pensamientos puede ser verdad.

Aquí lo que importa es, ¿en qué eliges fijar tu atención?

Está claro que tener pensamientos positivos te hará ser más optimista.

#5.4. Sonríe sin motivo.

Dibujar una sonrisa en la cara, aunque no se tenga un motivo específico para reír, cambiará tu estado de ánimo y te hará ver las cosas de manera más optimista.

Además, contagiarás esta emoción positiva a muchas más personas.

¡Te sugiero que te mires en el espejo y te regales una sonrisa!

Ríe, ríe, ríe, aunque no tengas ganas.

Al final te saldrán carcajadas. En ese punto, los músculos de tu rostro se habrán conectado con tu cerebro y te empezarás a sentir más feliz.

A si es que ríete mucho contigo mismo, con los demás, regala carcajadas de ilusión. Haz que los demás se rían, que vean esta vida divertida y alegre.

Haz que el sol sonría cada mañana. ¿Crees que es imposible? Tú inténtalo.

Si haces esto, si te ríes y haces reír a los demás, habrás conectado con tu lado más optimista.

#5.5. Rodéate de personas positivas.

Lo semejante atrae a su semejante.

En el cuarto tip eras tú quien debía alegrar a los que estaban a tu alrededor, pero, en este son los demás los que van a lograr que sientas alegría.

Por tanto, si quieres atraer experiencias positivas en tu vida, empieza por rodearte de personas positivas, con una actitud alegre que te inspire y te lo haga pasar bien.

|Notarás que rodeándote de personas positivas empezarás a adoptar su forma de ser, sintiéndote bien y mucho más optimista.|

!En Resumen!

En este intenso programa hemos hablado de por qué es bueno cultivar el optimismo inteligente ante la vida, en especial si estás pensando en emprender.

Hemos analizado las diferencias entre una persona optimista, realista y pesimista.

Y también hemos aprendido a diferenciar a una persona pesimista de otra que padece el síndrome de indefensión aprendida.

Además, acabamos de analizar 5 tips que puedes seguir para adquirir una actitud positiva y sentir que puedes comerte el mundo.

PD: ¿Y qué beneficios tiene la persona optimista? De esto hablaremos en el próximo episodio. Un artículo dedicado íntegramente a los beneficios de ser optimistas.

!Lo Quiero Poner En Práctica!

Lo quiero poner en práctica.

Hablando de optimismo, hoy lo voy a ser más que nunca.

Voy a cerrar los ojos y desear con todas mis fuerzas que me dejes un comentario.

¿Te consideras una persona optimista, realista o pesimista?

¿Alguna vez has sufrido el síndrome de indefensión aprendida?

Espero tus respuestas un poquito más abajo.​


¡Nos vemos en el próximo programa!

Y recuerda…​

El Scrap no es simple artesanía, son tus sueños hechos realidad.

Notas del programa:

* La guía “Supera tus miedos y da el sí quiero al Scrap” | Ebook gratuito.

* El vuelo del emprendedor. Podcast 3.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTE PODCAST, MOI CUELLO


Mi nombre es Moi Cuello y junto con Esther Molina soy autor del blog que estás visitando:

"Scrap, Sí Quiero".

El objetivo de este proyecto es hacerte saber que puedes vivir del Scrap, puedes sacar partido a tu talento y puedes convertir tu hobbie en tu profesión.

He preparado contenido de alto valor añadido en este podcast para transmitirte la motivación, las energías y los conocimientos necesarios para que cumplas tu sueño de dedicarte a aquello que amas: el Scrap.

2 comentarios en “”

    • Hola Eva.
      Estos temas no dejan indiferente a nadie.
      Nosotros también hemos meditado mucho durante y después de la preparación de la información.
      Y hemos tenido muy buenas conversaciones.
      PD: Mucho ánimo con tu progreso para ser más optimista.

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Scrap, Sí Quiero te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Moisés Cuello Medina (Scrap, Sí Quiero) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Scrap, Sí Quiero) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
  • El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@scrapsiquiero.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://scrapsiquiero.com/, así como consultar mi política de privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros (tipo analytics) para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí >> Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies